Saltar al contenido

Calzada del gigante: Un paisaje misterioso

Quizás creas que hablamos de un enigmático pasaje o que nos referimos a un cuento de hadas, pero la Calzada del Gigante o Giant’s Causeway es un lugar demasiado especial en Irlanda.

La misma se ubica en Irlanda del Norte cerca de Belfast, y si estás en Dublín, ¡No te preocupes! Hay libre tráfico entre ambos países para los turistas.

Pero, ¿sabes todo sobre este hermoso sitio o hay cosas que te gustaría conocer? Veamos más sobre este lugar que de seguro llegaste a ver en Juego de Tronos.

¡Sigue leyendo!

¿Y cómo se hizo realidad este extraño paisaje?

Para empezar a hablar un poco de la calzada, podemos decirte que todo comenzó con un volcán. ¿No nos crees? Pues si, lo cierto es que esto es algo geológico que llevo miles de años en formarse.

Lo que sucedió fue que el movimiento de las placas tectónicas ocasionó que se formaran sitios por donde la lava era expulsada.

Al enfriarse, dependiendo del flujo de lava, la expansión y contracción formó las columna que vemos hoy en día.

De hecho, puedes ver el efecto agrietado que tiene la roca que rodea a las columnas. Esto no es exclusivo de aquí, pues se ha descubierto que en Hawaii hay formaciones similares.

Todo es ocurrió en el periodo del Paleogeno, formando las columnas de basalto que tanto atraen al mundo hoy en día.

Un dato curioso es que fueron descubiertas en 1692, pero fue un cuadro de Susanna Drury lo que las hizo famosas.

Aquí puedes apreciar mucho mejor una vista de los paisajes, gracias un drón

¿Y es verdad que hubo un gigante?

Bueno, si quieres hablar de mitos, entonces vamos a contarte la historia del gigante Finn McCool o al menos la parte sumida.

Finn MacCool era un gigante que estaba MOLESTO a más no poder por la reclamación de Bennandonnar sobre Irlanda.

Por ese motivo, el gigante comienza a lanzar rocas al mar cercano a la costa Antrim en Irlanda del Norte.

Al ver como estos rebotaban en el agua, se decidió para usarlas para construir un puente o calzada hasta Escocia, en donde podría desafiar a su rival sobre el destino de Irlanda.

Luego de una serie de acontecimientos, McCool gana y regresa a Irlanda, teniendo control completo sobre su territorio de nuevo.

¿Se tiene que pagar para hacer turismo en la calzada?

No, ¡Esa es la mejor parte! Si bien la calzada cuenta con un centro de visitantes bastante completo en donde puedes comer y ver algunos datos históricos interesantes, tú puedes explorar por tu cuenta.

Este patrimonio de la humanidad, es visitado por millones, por lo que es natural que haya senderos y rutas que puedas recorrer con tus amigos si deseas hacer senderismo.

Consejos al hacer la expedición

Como hay MUCHOS turistas durante la temporada de primavera e invierno, una buena hora para recorrer el sitio es antes de las 11 am y después de las 3pm, esto garantizará que encuentres menos gente.

No olvides que debes llevar un chaqueta a prueba de agua, el viento frío puede hacerte tiritar, por no mencionar el agua del Atlántico.

El tiempo de la calzada es impredecible, así que procura venir preparado para mojarte.

De igual forma, debes usar zapatos para evitar un resbalo, mucha gente se dobla el tobillo o sufre heridas por no contar con estos al caminar por la calzada.

También puedes visitar el Puente colgante de Carrick-a-Rede, la destilería de Busmills y el castillo de Dunluce, pues son atracciones cercanas.

De igual forma, verifica bien tu horario, pues son atracciones difíciles de ver en un sólo día.

Un vídeo impresionante de cómo se ve el puente Carrick-a-Rede, no muy lejos de la calzada

Escoge el sendero rojo al principio

En muchas ocasiones, la gente tiende ir por el camino más «fácil» y dirigirse hasta el túnel para llegar a la Calzada del Gigante.

No obstante, hay otro sendero en la cima de la colina en donde puedes ver todo con tranquilidad, tomando varias fotos hermosas desde la cima.

El sendero se encuentra al lado del Centro de Visitantes de Giant’s Causeway, es de color rojo y la ruta en total tiene una longitud de una milla.

¿Y cómo puedo llegar a la calzada?

Hay varias empresas de turismo en Dublín que realizan excursiones, las cuales combinan visitar los sitios extras que hemos mencionado antes y que te encantarán.

No obstante, esto te quita libertad de hacer lo que quieras, por lo que es posible llegar ahí a través del transporte público sin ningún problema.

Una de las mejores formas de aprovechar por completo todo lo que tiene la zona, es quedarte al menos una noche en Belfast, así podrás ver varias cosas del área que no querrás perderte durante tu visita.

Aquí tendrás que buscar llegar al pueblo de Bushmills donde hay un tren turístico que llega hasta la calzada. La mejor forma de llegar, es cogiendo un autobús o tren hasta Coleraine y luego ir al pueblo de Bushmills.

Todo esto te tomará un total de dos horas al salir de la capital de Irlanda del Norte, incluyendo los cambios en el transporte que debes hacer.

autobús de belfast a la calzada del gigante
Si quieres puedes visitar Belfast y tomar un transporte que te lleve a la Calzada.

Centro de visitantes

Como hemos dicho, es gratuito visitar la calzada del gigante, pero algunos prefieren ir a este debido a las visitas guiadas que ofrece, así como exhibiciones bastante interesantes.

Este se encuentra un poco apartado del camino hacia el túnel.

Cuesta 12 libras esterlinas la entrada, pero la parte buena es que pagas de una vez tu estacionamiento algo muy útil si llevas auto, pues es bastante complicado conseguir puesto en temporada alta.

Ten en cuenta que puedes llevar contigo alimento, pero las reglas del parque PROHÍBEN comer y tirar basura en el recorrido, así que el centro es el lugar perfecto para un «snack».

Si te ha gustado este artículo, te invitamos a seguir viendo más en nuestra pagina web, así como a dejar tu comentario, no lo olvides, ¡Nos vemos en Dublín!